DETRÁS DE CADA TALLER
Ignacio Román:
“Estoy convencido que el humano puede ser un actor de desarrollo ambiental y no un depredador de los ecosistemas “

IGNACIO_ROMAN_1IGNACIO_ROMAN_2

A Ignacio lo conocimos haciendo clases a niños en un jardín infantil, esto nos llamó inmediatamente la atención, ya que sin duda tiene una capacidad especial de transmitir su pasión por las plantas y el medio ambiente a un público tan diverso desde niños de dos años hasta escolares,  jóvenes, adultos y personas mayores.

Nacho, es un apasionado por enseñar, un profesor innato, que busca en cada taller dejar algo más que conocimientos técnicos, sin duda te enseñará todo lo necesario para que puedas realizar tu propio  huerto urbano. Pero el va más allá, quiere transmitir el respeto e importancia hacia los ecosistemas partiendo de la base de que el Ser Humano, como ser pensante, reflexiona y cuestiona sus propias acciones en post de convivir dentro de un gran sistema natural como lo es nuestro planeta… algo para pensar hoy, en el inmediato y no en el futuro.

“Estoy convencido que el humano puede ser un actor de desarrollo ambiental y no un depredador de los ecosistemas”.

Ignacio Román

Ignacio, ¿Cómo llegaste a tu oficio?

Desde pequeño veía siempre a mi mamá cuidando sus plantas en nuestra casa, el patio no era muy grande pero lo tenía completamente verde, desbordado de hojas y flores. Sin duda, ahí desarrollé mi amor por las plantas y entendí que no era necesario tener mucho espacio para tener un pedacito de naturaleza en la ciudad. Así fue como decidí estudiar agronomía, sin embargo, no lo hice pensando en ser profesor posteriormente, aunque siempre me gustó hacer clases: cuando era estudiante también hice clases particulares de ciencias. Lo que me llevó a trabajar decididamente en huertos urbanos y educación ambiental fue que en la universidad ningún profe me quiso apoyar para hacer mi tesis en huertos educativos, decían que no tenía que ver con la facultad, que tenía que buscar un tema relacionado con la producción de alimentos. Así que ahí decidí que tenía que hacer mi camino yo solo, por lo que empecé a estudiar por mi cuenta de todos los temas relacionados con el medio ambiente, la jardinería y la producción de alimentos dentro de la ciudad y me lancé a ser profesor. Todo intuitivamente.

 ¿Qué es lo que más te gusta de enseñar?

Me encanta poder generar un cambio positivo en la vida de las personas, ya sean adultas o niños pequeños. Estoy convencido que el humano puede ser un actor de desarrollo ambiental y no un depredador de los ecosistemas. Mi meta es cambiar el paradigma de cómo entendemos nuestro paso por el planeta. Como seres racionales tenemos la obligación de hacernos cargo de nuestras acciones, y trato de inculcar eso en cada una de mis clases.

 ¿Cuál es tu sello al enseñar?

Yo diría que es presentar la ciencia como algo muy cercano y cotidiano para las personas. Entendiendo la biología, la química, la física… podemos lograr grandes cambios con pequeñas acciones cotidianas, caseras. Todos podemos ser agentes de cambio para nuestro entorno. Me gusta también ser yo mismo, hablar como lo hago siempre, vestirme como lo hago siempre. No entrar en un papel de profesor, si no que ser yo mismo todos los días, con todas las personas.

 ¿Cuál es la diferencia de venir a una clase versus aprender por videos?

Bueno claramente es mucho más provechoso poder tener a una persona frente a ti que te pueda explicar y aclarar todas tus dudas. Algo que valoro mucho de los profesores, es que sean capaces de transmitirte su experiencia, más que tanta técnica, eso es lo que construye a las personas. Y la mejor forma de hacerlo es conversando cara a cara. Los videos e internet en general son una herramienta muy valiosa, pero lo veo más para cosas puntuales.

En el mundo ideal, ¿cómo te gustaría imaginar a tus alumnos?

Jajaja, no sé, me encantaría que todos sintieran pasión por aprender. Por aprender de todo, no solo de lo que enseño yo. Que estén abiertos al conocimiento de toda índole. Para mi siempre ha sido muy importante aprender de todo. Otro punto clave, es ir más allá de la clase, investigar por su propia cuenta y que así te desafíen como profesor (en el buen sentido de la palabra).

IGNACIO_ROMAN_6IGNACIO_ROMAN_5

 ¿Crees que los oficios son algo pasajero o están para quedarse?

Para quedarse, sin duda. Es lo que se necesita. Nos han convencido de que las carreras profesionales son la única posibilidad que tenemos en esta sociedad, dejando de lado, y muchas veces mirando en menos los oficios, y eso es una pena. Los oficios son una fuente de conocimiento increíble, y hay que sacarles el jugo!!!

 ¿Quién es tu mayor referente en tu ámbito y por qué?

Uff, difícil pregunta. Hay varios autores que he leído, que se han convertido en referentes de diversas áreas. Voy a nombrar dos, Masanobu Fukuoka y Fritjof Capra, japonés y alemán, respectivamente. Ambos me han iluminado mucho porque son científicos duros que han entendido que la ciencia no es lo único que importa, no es la única fuente en la cual uno puede ir a buscar respuestas, tanto existenciales como técnicas. Son científicos que se han dedicado a hacer filosofía, desde sus disciplinas. Eso me vuela la cabeza. Entienden que el humano es parte de los ecosistemas, es parte de la naturaleza, no está por encima, no debe dominarla, si no entenderla y respetarla.

 ¿Qué te hizo quedarte en Casa de Oficios?

Me encanta el lugar. Todo se hace con mucha dedicación. Uno entra y se respira la buena onda y el respeto. Hay dos cosas que valoro particularmente. La primera: el respeto por los profesores, tan dejados de lado en este país, tan poco valorados. Yo lo veo mucho, mi madre y hermana son profesoras, tengo amigos profesores, y me llama la atención lo poco que se hace por el bienestar de ellos y por valorar su trabajo, que es clave para el desarrollo de la sociedad. Lo segundo: la posibilidad de conocer a otros profesores con oficios tan diversos e interesantes. Desde una profe que hace un taller de reconocimiento de aves para niños, hasta un taller de pan sin gluten… genial.

 ¿Qué te identifica de Casa de Oficios?

Me identifica el emprendimiento. Yo me considero un emprendedor y veo que la Casa de Oficios es un lugar increíble para desarrollar nuevos emprendimientos e instalar capacidades en las personas que las hagan emprender. A demás la Casa de Oficios es en sí misma un emprendimiento y que con puro esfuerzo y trabajo duro se ha llevado adelante.

 ¿Cuál es tu material y herramienta favorita?

Muy simple: el compost y la pala.

 Por último, comparte con nosotros un tip relacionado a tu oficio que sea rápido y fácil, y que nos cambie la vida.

Dejen de usar bolsas plásticas (porfavor!!). Usen bolsas reutilizables, no esperemos a que las autoridades las prohiban, no esperemos a que todos los océanos se transformen en montañas de plástico. ¡¡¡Hagamos el cambio ahora!!!

+56 2 2602 1383 | INFO@CASADEOFICIOS.CL